Una empresa bilbaina busca la momia de Monthemhat

Terranova está especializada en servicios de consultoría en ingeniería medioambiental.
Dentro de la tumba.
Dentro de la tumba.

La empresa bilbaina Terranova, junto con la madrileña In Situ Testing, participan en los trabajos arqueológicos que se están desarrollando al oeste de Tebas (Luxor), Egipto, en uno de los complejos funerarios más grandes de la zona. Se trata de la tumba de Monthemhat, cuarto profeta de Amón y Gobernador del Alto Egipto (670-648 a.C.).

El equipo de profesionales de ambas firmas puede aportar las claves para hallar el sarcófago y la momia de este alto funcionario, que aún no ha sido encontrada y se sospecha puede hallarse en el subsuelo del complejo funerario. Partiendo de estos indicios y de las características del lugar donde fue hallado el sarcófago de uno de sus hijos, en una cámara a la que se accedía por un pozo de 7 metros de profundidad, cuyo acceso estaba oculto tras unos escalones excavados en la piedra, se ha partido de analizar exhaustivamente toda la superficie del complejo con la técnica geofísica del Georradar.

Esta técnica permite obtener un perfil completo del terreno en profundidad, y es idéntica a la empleada para la detección desde tierra de objetos que navegan en el espacio. Su funcionamiento se basa en la emisión de ondas electromagnéticas de alta frecuencia que penetran en el material a analizar, y cuya señal de reflexión permite detectar los cambios de material, huecos o singularidades existentes en el interior del terreno hasta una profundidad de 30 m. El equipo consta de una unidad de control, una antena y una pantalla de control que se desplaza por la superficie, a lo largo de una alineación determinada. Esta técnica presentan numerosas ventajas en el campo de la actividad arqueológica; su carácter no intrusivo, su relativo bajo coste y su gran rapidez permite investigar extensas superficies con costes y plazos ajustados a los proyectos planificados.

Trabajando en las escaleras.
Trabajando en las escaleras.

El equipo técnico de Terranova e In Situ Testing ha realizado durante 4 días un reconocimiento geofísico con esta tecnología, a lo largo de las 57 cámaras y los dos patios monumentales del complejo funerario, explorando el techo, paredes y suelos de todas las cavidades. Para la toma de datos se ha empleado una antena de 400 MHz y se han realizado 265 perfiles en la solera de las salas y en las paredes y techos de las mismas, con una profundidad de investigación máxima de 3,9 m, y en unas condiciones de trabajo muy difíciles, por la complejidad de los accesos, la existencia de múltiples pozos y rampas, la falta de ventilación y la necesaria delicadeza en todo el proceso de investigación. De este trabajo de campo y del procesamiento de los datos se han obtenido unos radargramas, para cada uno de los emplazamientos, donde se visualiza el interior del terreno y que son objeto de análisis e interpretación para establecer las conclusiones finales sobre la existencia de salas ocultas.

Instalando el georradar.
Instalando el georradar.

El resultado del trabajo técnico parece aportar indicios importantes para seguir la búsqueda, ya que ha definido la existencia de tres anomalías asociadas a la presencia de oquedades. A partir de esta localización, las siguientes fases de la investigación llevarán de nuevo al interior del complejo, para realizar perforaciones localizadas en esos puntos que permitan avanzar en los resultados. Además, se podrá seguir avanzando en la línea de obtener una información completa del subsuelo a nivel geológico para llegar a un modelo tridimensional del interior.

La excavación
Este es un impresionante complejo funerario cuyo lujo y calidad de materiales es equiparable a las tumbas más grandes del cercano Valle de los Reyes. Sobre ella y época histórica de la que forma parte pretende arrojar más luz una misión internacional en la que intervienen la Universidad alemana de Tübingen, la Institución Internacional SEK, La Fundación Bonastre, el Ministerio de Antigüedades Egipcio y la española IE Universidad, cuyo profesor Emilio Illarregui se responsabiliza de los trabajos arqueológicos y de campo. Se trata de un ambicioso proyecto que está llevando adelante en sucesivas etapas trabajos de documentación, restauración y excavación de la necrópolis, y que está en su cuarta campaña. En él toma parte un equipo científico formado por 35 personas de diferentes nacionalidades, entre los que se encuentran los profesionales de Terranova e In Situ Testing.

Especialistas en geotecnia y técnicas geofísicas
Terranova (www.terranovasl.com) está especializada en servicios de consultoría e ingeniería medioambiental, y cuenta con una amplia experiencia en investigación de suelos, minería, hidrogeología y geotecnia. Está orientada hacia nuevas áreas de aplicación de sus servicios, entre las que se encuentra la arqueología. La firma tiene su sede central en Bilbao y oficinas en Soria.

In Situ Testing (www.insitutest.com) es una empresa de ingeniería del terreno, especializada en la investigación geológico-geotécnica aplicando técnicas de prospección geofísica y realizando ensayos geotécnicos “in situ”. Además ha desarrollado de forma importante un área de Auscultación en la obra civil. Desde sus oficinas de Madrid realiza proyectos muy diversos en toda España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Thopsh Tecnologías del Bienestar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.